kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
14 Ago 2013

Panamá. Fracturas políticas Destacado

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)
Esta etapa de la historia nacional al igual que muchas otras, está preñada de sobre saltos, donde las contradicciones se tensaron tanto que no se depuraron en sí mismas.

 

En abril de este año publique un artículo en La Prensa titulado: La fractura en nuestra democracia. Ahí pretendía explicar la fractura (entiéndase como cambio de rumbo) social que se dio con el golpe militar del 11 de octubre de 1968 que culminó con la nefasta invasión norteamericana a Panamá el 20 de diciembre de 1989.

En octubre de 1968 cuando se da el golpe de estado a Arnulfo Arias, por parte de Boris Martínez y Omar Torrijos como cabezas visibles. Queda evidenciado que se entra en un periodo donde no solo se da una fractura política, sino un cambio ideológico de onda significación, que en un marco global teniendo como referencia a Francia (el mayo francés) y China (la revolución cultural) complementan el complejo Panamá de hoy. A partir de estos procesos que por su naturaleza tienen una trascendencia para la historiografía contemporánea, es innegable que no se puede comprender los que siguen, sino es a la luz de estos.

Por contraste en Panamá se retrocedió y algunos procesos políticos jamás alcanzaron su mayoría de edad. Inmediatamente después del golpe, se instaura lo que los militares llaman “la restauración de la republica” que ha rasgos muy generales es una visión donde la política y el poder se conjugan.

Al Periodo posterior de 1968 el historiador Ricaurte Soler en su texto Panamá Nación y Oligarquía lo ha llamado Bonapartismo –o- nacionalismo revolucionario. “Entendamos bonapartismo el poder estatal relativamente autónomo frente a las clases y sus luchas, que en determinadas coyunturas históricas orienta el proceso económico arbitrando los cambios sociales”.

Más adelante en la misma obra él autor señala:

“Por lo que ha Panamá respecta un régimen bonapartista, el primero de nuestra historia, es exactamente el que surgió en octubre de 1968 cuando la Guardia Nacional, único instituto armado del país, asumió las responsabilidades del poder público. Las causas más inmediatas del suceso las encontramos en las multitudinarias manifestaciones antiimperialistas de enero de 1964”

Sobre este periodo, los historiadores Celestino Arauz y Patricia Pizzurno lo han caracterizado como de “un carácter populista y personalista bajo el signo de la improvisación” más adelante añaden a modo de síntesis que es un “populismo paternalista”. También señalan que “gracias a la danza de los millones que los organismos internacionales ingresaron al país, por el establecimiento del centro financiero internacional, Torrijos logró consolidar la dictadura militar, al tiempo que convirtió al Estado Panameño en inversionista y empresario” estas notas características aclaran un poco el camino trazado que a primera vista resulta contradictorio, en vista de que por un lado Torrijos bajo la egida progresista, populista y bonachón con el pueblo, exalta la nacionalización de algunos rubros. Y por otro lado, se dan los movimientos telúricos y no por una ocurrencia de él si no por la propia lógica del sistema mundial capitalista, donde quedan los intereses del pueblo al servicio del fundamentalismo del libre mercado y las políticas del neoliberalismo.

Esta etapa de la historia nacional al igual que muchas otras, está preñada de sobre saltos, donde las contradicciones se tensaron tanto que no se depuraron en sí mismas. Para abreboca el asesinato de Torrijos y la culminación de este periodo con la nefasta invasión norteamericana. Eso quiere decir que en esa etapa histórica se dieron los cambios necesarios en sí mismo como producto de la fractura, es decir que a lo interno de ese proceso político, social, económico y cultural complejo se demostró el desgaste de esa forma de gobernar y la culminación de una unidad histórica. Lo mismo podemos decir en la actualidad.

Abdiel Rodríguez Reyes

Profesor de Filosofía

Modificado por última vez en Jueves, 15 Agosto 2013 03:59

Comments  

0 #1 ANDALUSI LIBERTARIO 2013-08-14 19:50

Los naZionalcatólico$ imPperiali$ta$ de mierda (pardos, coloraos o rojipardos) ya han devastado casi todos nuestros recursos en Andalucía por tierra, aire y mar. Ni siquiera han sido capaces de electrificar el ferrocarril hasta Algeciras ¡en uno de los Estrechos más transitados del mundo!. Nos han condenado a un paro atroz de casi el 40% (¡más que Afganistán en guerra!) y a una emigración terrible. Y hasta impiden que se desarrolle la energía fotovoltaica, por lo visto el sol es propiedad de Iberdrola que quiere cobrar derecho de pernada. Les importa una mierda el cambio climático y que mueran millones de personas por sus consecuencias.

¡ARRUINAD LOS INTERESES DE LOS ESPAÑOLES ALLA DONDE LOS ENCONTREIS! ¡ECHADLOS AL MAR, NOS ESTAN GENOCIDANDO A LOS ANDALUCES A DIARIO! AXELLOS YA!¡VENGAD A MIRANDA, HUEVONES! DEJADNOS TENER DIGNIDAD! LIBERTAD PA TOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA!!

http://www.youtube.com/watch?v=KLZovlouOzc

http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/65073-un-atlas-de-mortalidad-muestra-la-brutal-desigualdad-norte-sur-en-el-estado-espa%C3%B1ol.html..

http://www.youtube.com/watch?v=Y2d_sXt1EBY

http://www.youtube.com/watch?v=S5OMqRBOdy4

¿ESTE ES EL SISTEMA GRINGO-EUROPEO MODELO PARA ABYA AYALA? ¡BOLIVAR, ZAPATA, SAN MARTIN, Y TUPAC AMARU VIVEN, LA LUCHA SIGUE!

You have no rights to post comments