kaosenlared.net

sehansuscrito163  quedan837 Objetivo 1000 suscriptor@s! 
12 Ene 2015

La doble moral capitalista: el atentado contra "Charlie Hebdo" y la geopolítica mundial Destacado

Escrito por  Fernando Dorado
Valora este artículo
(2 votos)
La doble moral es visible: hoy marchan líderes de esa burguesía financiera mundial en defensa de "sus valores" y de la libertad de expresión, pero nunca marcharán cuando ellos mismos bombardean y masacran a los pueblos que se les rebelan.

LA DOBLE MORAL CAPITALISTA: EL ATENTADO A "CHARLIE HEBDO" Y LA GEOPOLITICA MUNDIAL

Popayán, 12 de enero de 2014

No es casual ese ataque terrorista y la reacción de los medios de comunicación capitalistas que han manipulado a millones de franceses, europeos y personas de todo el mundo. Responde – y le hace el juego – a una estrategia dirigida a ocultar las causas de la grave crisis económica, política y moral que vive el mundo "híper-desarrollado".

La recesión y la crisis económica están latentes. Hoy se manifiestan con la caída de los precios del petróleo pero es sólo un síntoma. El desempleo estructural, sobre todo de los jóvenes profesionales, crece y seguirá creciendo. Es inevitable. La concentración de la riqueza en cada vez menos manos, es la causa principal de la crisis. La gran burguesía financiera mundial es la enemiga de la humanidad y teme quedar en evidencia. Necesitan enemigos artificiales, creados por ellos.

Los países de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) han iniciado un proceso sistemático de golpear a "Occidente" (EE.UU. y Europa) en donde más les duele: debilitar el poder de sus monedas, el dólar y el euro. Es una verdadera guerra económica que se manifiesta en conflictos locales y regionales (Irak, Siria, Ucrania, etc.) pero que se concreta en monopolizar el oro físico, controlar los suministros del petróleo y el gas, y alinear a todo el mundo detrás de uno u otro bloque.

Tácticamente los trabajadores y los pueblos podrían alinearse en torno a los BRICS, ya lo hace Venezuela, Ecuador y Bolivia (créditos e inversiones chinas), pero no es la solución de fondo. Las burguesías de esos países hacen parte de la gran burguesía financiera mundial y como lo demostraron con Libia (Kadaffi), tensan la cuerda sólo hasta cuando les conviene. También les temen a sus propios pueblos.

Por eso no se le puede hacer el juego a la estrategia imperial. La labor es desenmascarar a esa gran Burguesía Financiera, a su táctica de hacer responsable de la crisis a los inmigrantes, a potencias "enemigas" y a "civilizaciones intolerantes" (Islam). Hay que poner en evidencia su política de guerra, muerte y exterminio de la población, que es la única salida que les queda para atenuar su profunda crisis. Además, es una estrategia política y mediática para quitarle base social a movimientos como PODEMOS (España) y SYRIZA (Grecia) que cada día ganan más opinión entre los ciudadanos europeos.

Charlie Hebdo es y será una herramienta de provocación mediática. Sólo es parte de la trampa. Los grupos terroristas islámicos - consciente o inconscientemente - caen en la provocación y les hacen el juego a los verdaderos criminales de la humanidad. Así, se convierten en su instrumento diabólico.

La doble moral es visible: hoy marchan líderes de esa burguesía financiera mundial en defensa de "sus valores" y de la libertad de expresión, pero nunca marcharán cuando ellos mismos bombardean y masacran a los pueblos que se les rebelan.

PD. Hay quienes justifican el atentado apoyándose en los contenidos colonialistas y racistas de la revista "Charlie Hebdo". ¡Nada más erróneo! Rechazamos el terrorismo de "los nuestros" porque se convierte en herramienta de los poderosos, desorganiza las fuerzas de los trabajadores y el pueblo, y genera ilusiones en la acción individual. Cuando degradamos nuestra acción "revolucionaria" - o nos dejamos llevar al nivel de nuestro enemigo - perdemos la estatura moral y ética que es lo único, y principal, que nos diferencia de ellos. ¡Y por eso perdemos credibilidad y fuerza política! Tanto en Europa, el mundo árabe como en Colombia.

You have no rights to post comments